La postboda de Estefanía y Alex

Hay muchas razones por las que una pareja decide hacerse un reportaje de postboda. Puede ser que el día de la boda lloviese y no tengan las fotos que esperaban, puede que no quieran perderse nada del día de la boda y hacerse unas fotos ellos dos solos otro día, puede que escogiesen mal a su fotógrafo de boda y ahora quieran un reportaje que les llene de verdad o puede incluso que no tuviesen fotógrafo en su boda y ahora se arrepienten y quieren fotos para recordarlo.

Sea por las razones que sea, a mi me encantan las postbodas. Los novios ya están relajados, hay confianza, podemos ir a sitios que el día de la boda quedan muy a desmano, podemos tomarnos unas cervezas mientras esperamos a que el sol caiga hasta el punto perfecto.

Estefanía y Alex me contrataron únicamente para la postboda y tenían claro que querían un reportaje en la naturaleza, con alguna ruina, algo de costa…

Perfecto! Lo tuvimos todo, bosques de pinos, las ruinas de un molino, una pequeña cascada, acantilados y un atardecer de lujo.

Ellos quedaron contentísimos con el resultado y yo también, así que ahí van unas cuantas fotos de esa tarde tan completa.

SOLICITA INFORMACION